lunes, abril 15, 2024
InicioOcioEl origen del Día de los Inocentes

El origen del Día de los Inocentes

Día de los Inocentes y su tradición

El oscuro origen de los Inocentes

El Día de los Inocentes, celebrado el 28 de diciembre, es conocido por las bromas que se realizan.

Sin embargo, su origen es mucho más sombrío y está arraigado en la historia religiosa.


Recomendado ↓


La tradición de las bromas

En diciembre, además de las posadas y la Navidad, se celebra el Día de los Santos Inocentes. Esta festividad, aunque tiene un oscuro origen religioso, se disfruta hoy en día para realizar divertidas bromas a amigos y familiares.

En varias partes de Latinoamérica, se acostumbra ‘engañar’ a los demás con pequeñas ‘travesuras’, como pedir dinero prestado que nunca se regresa, solo para después decir la frase “Inocente palomita que te dejaste engañar”.

El papel de las noticias falsas

En México, es común recibir alguna noticia inesperada este día que casi siempre resulta ser una mentira o una trampa muy elaborada. Las famosas fake news en las redes también son frecuentes para hacer reír a los lectores con noticias falsas.


Más noticias en TikTok ↓


El origen bíblico de los Inocentes

Lo que parece ser una inocente festividad, en realidad tiene una historia bíblica bastante trágica. Según la historia cristiana, el origen del 28 de diciembre se remonta al relato del Evangelio de Mateo, que narra la matanza de todos los niños nacidos en Belén por orden del rey Herodes.

La conexión con la Fiesta de los Locos

Con el paso del tiempo, el Día de los Santos Inocentes se fue asociando con la Fiesta de los Locos, la cual se celebraba entre Navidad y el Año Nuevo durante la Edad Media.


Por sí te lo perdiste ↓


Esta fiesta era celebrada por clérigos jóvenes con un tono carnavalesco y burlón, en donde predominaban las canciones sarcásticas y obscenas, así como los disfraces, las sátiras y parodias.

Esta festividad poco a poco se fusionó con la conmemoración cristiana, transformándose en una oportunidad para celebrar el humor y las travesuras inofensivas.

Inocentes