sábado, julio 20, 2024
InicioCiencia y Tecnología¿Dónde termina la ciencia y comienza la ideología? CONACYT

¿Dónde termina la ciencia y comienza la ideología? CONACYT

Conacyt, el organismo científico asesor del gobierno mexicano, está a punto de impulsar el punto más crítico en su sexenio. Esto se debe a que la organización pretende implementar una Ley General de Ciencias a la que se oponen muchos científicos y grupos civiles. Se oponen a esta ley porque creen que no proporciona suficiente libertad para la investigación, la creación y otras necesidades del sector.

La torpeza de Conacyt y 4T en sus declaraciones públicas nunca convencerá a la comunidad científica. Además, el público no debería creer sus mentiras cuando pretenden participar en un discurso. En su lugar, deberían ver el apoyo de la administración de un área determinada por sus acciones. Esto se ejemplifica en la forma en que se gastan los recursos y se mantiene la rendición de cuentas durante el proceso administrativo.

El manejo opaco del dinero del Conacyt y la falta de claridad respecto de los fideicomisos y fondos han generado controversias en cuanto a su nula defensa. Además, se cuestiona la gestión del Conacyt por criminalizar y descalificar a quienes tienen creencias diferentes. Por último, se condena la concentración de poder del Conacyt por comprometer la autonomía de las instituciones.

Elena Alvarez-Buylla consideró las notas periodísticas y a través de columnas como “falsas y transgredidas”. Además, objetó a la Auditoría Superior de la Federación porque no se completó adecuadamente el desarrollo de la vacuna nacional. Además, se opuso a que los programas de becas se retrasaran o cancelaran. Por ello, se interpusieron 685 juicios de amparo por parte de ciudadanos, estudiantes, trabajadores y científicos contra el Conacyt por vulnerar sus derechos humanos.

El Conacyt y la propuesta presidencial declaran que no se requiere un presupuesto mínimo para que el estado desarrolle un determinado sector. Esta mentira no se puede pasar por alto, ya que va en contra de lo que dicen tanto la oposición como los científicos. Además, Conacyt declara que el gobierno debe hacer cumplir una agenda ideológica única para aumentar el financiamiento hasta el 2% del PIB. Cuando presenté esto al Senado, también solicité que mantuvieran el requisito de presupuesto mínimo. El gobierno mexicano no escucha voces contrarias al imponer su propia agenda en la nación a través del Conacyt. Tampoco permite que las personas migren libremente a través de las fronteras nacionales e incluso limita la movilidad internacional en un esfuerzo por adherirse a la ideología de Conacyt.

Actualmente, no hay necesidad de becas o incentivos. En cambio, se necesita una mayor demanda de mano de obra y salarios más altos antes de que el gobierno pueda implementar un sistema de pensiones o sistemas para la jubilación y la formación de sindicatos. Esto se debe a que las becas y los incentivos no crearán más empleos ni mejores derechos laborales.

El proyecto de Ley 2020 presentado por la presidencia sufre fuertes críticas por parte del Conacyt, irónicamente considerado una “revisión profunda y crítica”. A pesar de esto, el proyecto sigue siendo el mismo en cuanto a su forma y sustancia. La mentalidad descarriada de Conacyt demuestra que escuchar a los demás y dejar atrás el fanatismo es necesario para tener una mente abierta.

Este proyecto pretende que quiere colaborar y crear un proyecto plural y democrático. Sin embargo, a pesar de miles de voces de 2020, 2021 y 2022 pidiendo que se detenga la Ley hasta que sea consensuada o aceptada por la comunidad científica, el Conacyt no ha podido hacerlo debido a que varios foros han concluido que la propuesta es Un revés para el sector. Además, hay otras propuestas legislativas de MC, PRI, Morena y PAN. También hubo preguntas de estudiantes de posgrado y sindicatos independientes, así como movilizaciones masivas lideradas por sindicatos. Conacyt no ha considerado estos eventos porque pretenden que su proyecto aún se está formando.

Conacyt y su dueño permanecen en una cámara de eco autosuficiente que solo escuchan lo que quieren que sea verdad sin posibilidad alguna de ser refutados. Borrador del Conacyt contra las acusaciones del Dr. Antonio Lazcano en su panfleto viral “Por una ciencia sin adjetivos”.

El desarrollo científico de México requiere un examen profundo de sus ideologías y discusiones abiertas que enfrenten nuestros propios puntos ciegos ideológicos. Creo que confrontar nuestras ideas de frente a través de un análisis objetivo es el enfoque más inteligente y productivo. Como la legislación tiende a ser más efectiva cuando se maneja de manera plural, sé que es más fácil obtener resultados cuando tienes una mayoría de tu lado.