lunes, abril 15, 2024
InicioEspectaculosLuis Miguel: ¿Qué le pasó en su último concierto?

Luis Miguel: ¿Qué le pasó en su último concierto?

Luis Miguel enfrentó dos problemas en el escenario

Luis Miguel enfrentó dos problemas en el escenario

Luis Miguel es uno de los artistas más exitosos y queridos de Latinoamérica, pero también uno de los más exigentes.

El cantante de 53 años no tolera que nada salga mal en sus presentaciones, y menos cuando se trata de su salud.

Sin embargo, en su más reciente concierto en Nueva York, el intérprete de “La incondicional” tuvo que lidiar con dos situaciones incómodas que ocurrieron frente a miles de espectadores.

Recomendado:⬇️

Un fallo de sonido y un dolor de pierna lo hicieron pasar un mal rato

El primero fue un fallo de sonido que afectó el audífono que usa para escuchar su propia voz.

Al finalizar una canción, Luis Miguel se mostró visiblemente molesto y se quitó el aparato con gesto de dolor.

Su guitarrista también hizo lo mismo, lo que indica que el problema fue general.

Este incidente recordó el episodio que vivió el cantante en 2005, cuando sufrió un accidente auditivo llamado tinnitus debido a una falla técnica con su audífono.

A pesar de la evidente incomodidad que le causó, Luis Miguel no perdió los estribos como en otras ocasiones, y continuó con el show como todo un profesional.

Sin embargo, sus fans se preguntan si este detalle afectará o no sus próximas presentaciones.

Sobre todo ahora que se prepara para llegar a México, donde dará su primer concierto en Monterrey el 14 de noviembre, y luego en la Arena Ciudad de México el 20 del mismo mes.

Más Noticias en TikTok⬇️

El segundo problema que tuvo Luis Miguel fue un dolor de pierna que lo hizo cojear por unos segundos.

El cantante estaba bailando con su característico estilo cuando de repente se detuvo y se llevó la mano a la parte alta de una pierna.

El momento quedó registrado en un video que se ha vuelto viral en las redes sociales.

Y que algunos han comparado con una escena de la película “Ya nunca más”, estrenada en 1984.

En la que el artista interpreta a un niño que padece una enfermedad ósea.

No se sabe si el dolor fue algo pasajero o si se trata de una lesión más grave.

Pero lo cierto es que Luis Miguel no dejó que nada arruinara su noche y siguió cantando con la misma energía y pasión que lo caracterizan.

El cantante ha demostrado una vez más que es un verdadero ídolo, capaz de superar cualquier adversidad y ofrecer un espectáculo de calidad a sus fieles seguidores.