sábado, abril 13, 2024
InicioNoticiaAvión presidencial: Una promesa cumplida

Avión presidencial: Una promesa cumplida

México se deshace del avión presidencial, la aeronave más polémica de su historia

El avión presidencial de México ha sido uno de los símbolos más controvertidos de los últimos años.

Adquirido por el gobierno de Felipe Calderón en 2012 y usado por el de Enrique Peña Nieto.

El actual presidente Andrés Manuel López Obrador no quiso la aeronave. Él prometió venderla o rifarla como parte de su política de austeridad.

@nacionnews

¡Y se marchó, el avion presidencial! ✈️ Fue comprado por Tayikistán el polémico avión presidencial.#NacionNews #amlo #4t #promesas #gobiernodemexico #austeridad #noticias #fyp #parati #zyxcba #viralvideo

♬ Un velero llamado Libertad – José Luis Perales

Un avión difícil de vender

Sin embargo, encontrar un comprador para el Boeing 787-8 no ha sido una tarea fácil.

El avión tiene características especiales que lo hacen poco atractivo para el mercado aeronáutico mundial. 

Por ejemplo, fue un avión de pruebas sometido a intensos exámenes de rendimiento, tiene un diseño interior con acabados de lujo y requiere un alto costo de mantenimiento y operación.

Después de varios intentos fallidos, el gobierno mexicano anunció que finalmente había logrado vender el avión presidencial a Tayikistán por US$ 92 millones, una cifra muy inferior a los US$ 218 millones que se pagaron por él.

AMLO anuncia que por fin se vendió el avión presidencial.

López Obrador dijo que el dinero de la venta se usará para programas sociales y de salud.

¿Qué pasará con la aeronave?

Pronto, el gobierno de Tayikistán recibirá el ex avión presidencial. Antes, se deben hacer los trámites legales y administrativos que se requieren.

Se cree que el presidente tayiko Emomali Rahmon usará la aeronave.

Él está en el poder desde 1992 y lo han acusado de ser autoritario y violar los derechos humanos.

Mientras tanto, México seguirá usando una flota de aviones y helicópteros más modesta para trasladar al presidente y a otros funcionarios públicos.

López Obrador ha dicho que él prefiere viajar en vuelos comerciales o por carretera, y que no necesita un avión lujoso para cumplir con su trabajo.

México termina una parte de su historia reciente con la venta del avión presidencial.

Esta parte se caracterizó por el gasto excesivo y la falta de coherencia.

Después, el desafío es que el dinero que se ganó por la venta se use de forma clara y efectiva para ayudar a la gente.

Te puede interesar: 420: Día mundial de la marihuana