sábado, abril 13, 2024
InicioInternacionalChandrayaan-3: el éxito de la India en la Luna

Chandrayaan-3: el éxito de la India en la Luna

La misión espacial logra alunizar en el polo sur lunar

La misión espacial logra alunizar en el polo sur lunar

La India ha conseguido un hito histórico en la exploración espacial, su misión Chandrayaan-3 ha alunizado con éxito en el polo sur de la Luna, una zona nunca antes explorada por ninguna otra misión.

Con este logro, la India se convierte en el cuarto país en tocar la superficie lunar, después de Estados Unidos, Rusia y China.

Recomendado:⬇️

¿Qué es Chandrayaan-3 y por qué es importante?

Chandrayaan-3 es la tercera misión lunar de la India, lanzada el pasado 14 de julio con el cohete más grande y pesado del país.

Su objetivo es estudiar la geología, la mineralogía y la topografía del polo sur lunar, así como buscar indicios de agua helada.

Esta zona de la Luna es de gran interés científico, ya que alberga cráteres permanentemente sombreados que podrían contener recursos valiosos para futuras misiones humanas.

Además, el polo sur lunar ofrece una mayor exposición al sol que otras regiones, lo que facilita la generación de energía solar.

¿Cómo fue el alunizaje de Chandrayaan-3?

El alunizaje de Chandrayaan-3 fue una maniobra compleja y crítica, que requirió una gran precisión matemática.

La nave espacial tuvo que reducir su velocidad de 1.68 kilómetros por segundo a cero, mientras cambiaba su orientación de horizontal a vertical.

El descenso duró unos 15 minutos y se realizó de forma autónoma, sin intervención humana.

La nave espacial utilizó sensores, cámaras y propulsores para ajustar su trayectoria y evitar obstáculos.

El alunizaje fue seguido en directo por el primer ministro indio, Narendra Modi, que se encontraba en Sudáfrica para asistir a la cumbre de los BRICS.

Modi felicitó a los científicos de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) por el éxito de la misión y lo calificó como un momento histórico e inolvidable para la nación.

¿Qué sigue?

Tras el alunizaje, Chandrayaan-3 desplegó un rover llamado Pragyan, que se encargará de explorar el entorno cercano al lugar de aterrizaje.

El rover tiene una vida útil de 14 días terrestres y está equipado con instrumentos científicos para analizar el suelo lunar.

La nave espacial también cuenta con un orbitador que permanecerá en órbita alrededor de la Luna durante un año.

El orbitador tiene ocho cargas útiles que realizarán observaciones remotas del satélite.

Chandrayaan-3 es una misión especial para la India, ya que representa una segunda oportunidad después del fracaso de su misión anterior, Chandrayaan-2, que no pudo alunizar en 2019 debido a un error en el cálculo del descenso.

Con Chandrayaan-3, la India demuestra su capacidad y ambición espacial, y contribuye al avance del conocimiento sobre nuestro vecino celeste.